Mauro 2015: definiendo el equilibrio

Mucha y buena es la oferta que podemos encontrar en el mercado del vino. Blancos de uva Sauvignon Blanc, Verdejo, Viura…. sin crianza o fermentados en barrica. Tintos cosecha, crianza, roble …etc. de un gran variedad de tipos de uva. Rosados. En definitiva a gusto del consumidor, como se diría.

Me gusta siempre descubrir nuevos vinos, y en mi condición de catador, no dejo ningún tipo o variedad de lado. Hay que estar abierto a todo para ser objetivo en su valoración. Pero uno también es consumidor, como vosotros lectores, y es ahí cuando prevalecen ciertas preferencias. Por normal general, los restaurantes son conservadores en sus cartas de vinos, es de lógica que su apuesta sea, tanto para el local como para el cliente, de vinos que acompañen tanto al plato como al paladar. Entre sus opciones encontramos los conocidos con el sobrenombre de “valores seguros” como el vino de la cata de hoy, del cual disfruté en uno de mis restaurantes favoritos en la Sierra madrileña. Cava Alta en El Escorial.


Mauro 2015 usándo un término de pastelero diríamos de él que está recién salido del horno. Con D.O. Tierra de Castilla y León elaborado con 95% Tempranillo y 5% Syrah con un paso de 15 meses entre barricas de roble francés y americano de diferentes años. De bonito color rojo picota, nos cubre la nariz de una amplia carga frutal, con alto grado de madurez y expresividad. En la boca destaca su suavidad a la vez que potencia, elegancia, vainilla y redondez. La definición del equilibrio. Servir a 14° – 16°. Se recomienda decantar. Maridaje con carnes rojas a la brasa, cordero asado o guisos de carne con setas. Precio 25 €. Una pasta si señor, pero merece la pena el gasto o la inversión, según se vea. Un vino que todo amante del buen beber debería disfrutar.

Deja un comentario