V Dulce de Invierno 2015 golosa elegancia

V Dulce de Invierno 2015 un vino dulce de compleja elaboración ideal para acompañar las sobremesas

Cualquiera que le guste el vino y se adentre a investigar los diferentes tipos y elaboraciones, empieza a entender que existe un vino para cada ocasión y una ocasión para cada vino. El caso del vino que hoy tenemos es dulce y por lo tanto el cierre ideal a una comida. (Artículo sobre maridaje de postres).

Acabar con una buen sabor de boca es el colofón a unas buenas viandas, y sobre todo, a una sobremesa en la que el vino nos acompañe disfrutando de unos dulces y una buena conversación. Otra opción es al más puro estilo francés (fromage) acompañando una tabla variada de quesos con vino. En la cata de hoy con V Dulce de Invierno 2015 podemos disfrutar de ambas opciones.

La Elaboracion

Un complejo sistema de elaboración materializa lo que será V Dulce de Invierno 2015 para conservar azucar y lograr una buena intensidad aromática:

– Secado natural de la uva Verdejo.

– Congelación de la uva manteniendola por debajo de los 4º C durante 10 días. Un posterior prensado exprimirá el azúcar concentrado.

– Un vendimia tardía de la variedad Moscatel mantenida en el viñedo para que adquiera gran concentración de azucares.

Realizado estos procesos el mosto resultante efectúa una crianza de 8 meses en barrica de roble francés.

El Vino

V Dulce de Invierno 2015 sin D.O. de las Bodegas Javier Sanz elaborado con las variedades de uva Verdejo (80%) y Moscatel Gorda de Moldavia (20%). de un color dorado intenso, ya a copa parada podemos apreciar su penetrante y alta intensidad en aromas. Frutas secas como albaricoques, orejones o piel de naranja dan paso a ligeras notas de crianza. En boca posee un cuerpo amplio, de lágrima densa, untoso, cierta acidez moderada para un final largo persistente y agradable. Servir a 6º – 8º. Se puede maridar tanto con quesos, pates o foie, como acompañando chocolate, dulces o frutos secos de postre. Precio 20 € en formato 0,5 L.

Conclusiones

Ya conocía este vino de mi vista a la bodega (Visita Javier Sanz Viticultor) en la que catamos dos añadas, esta 2015 y la anterior 2014. El paso del tiempo había envejecido al vino con nobleza, manteniendo la fruta, a la vez que dotándole de mayor profundidad y complejidad. Un vino de gran intensidad, para disfrutar pausadamente, diferente por su particular elaboración. A nadie le amarga un dulce…… Muy recomendable

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.