Matarromera OneDay: todo en un día

Matarromera OneDay reune todo el potencial del grupo Matarromera en un día para el deleite de los asistentes

Es Miércoles, un atípico calor invernal baña la mañana del 27 de Febrero en la ciudad de Madrid. Es el día elegido por el Grupo Matarromera para desplegar todo su potencial en los salones del Westin Palace. Un espacio donde reúne ocho de su bodegas en diferentes denominaciones, su gama de cosmética Esdor y sus aceites Oliduero.

Una sala acondicionada a la exposición con diferentes puntos, facilita el acceso a los stands presididos por los enólogos de cada bodega, pudiéndose catar todas sus elaboraciones y solventar posibles dudas en cuanto a elaboración, el viñedo o el propio vino. En una sala contigua, todo dispuesto para realizar las catas de las bodegas dirigidas y comentadas por los propios enólogos. Empieza Matarromera OneDay.

Las Bodegas de Matarromera…..

Matarromera OneDay agrupa a un total de ocho bodegas: Valdelosfrailes, Emina Ribera, Emina Rueda, Carlos Moro, Matarromera, Cyan, Oinoz y Win 5.0. Todas ellas junto a la gama de productos cosméticos Esdor y los acietes vallisoletanos de Oliduero.

Entre la novedades, o por lo menos para un servidor, se encuentra Bodega Valdelosfrailes. Bajo la Denominación Cigales, Francisco Guerra (enólogo) elabora vinos un sobre terrenos de secano, fríos y de composición caliza. Valdelosfrailes Rosado 2018 un vino de fermenación controlada con compeljidad aromática, mineralidad, frescura y buena acidez en boca.

Dos elaboraciones en tintos. Valdelosfrailes Crianza 2016 un varietal Tempranillo de uvas procedentes de varias parcelas con 12 meses de crianza, en el que predomina la fruta negra sobre fondo mineral, elegante, especiado. Todo un descubrimiento. Y Valdelosfrailes Reserva 2015 un vino de mayor complejidad y con presencia de notas de crianza (cacao, cuero, maderas nobles…).

Segunda parada al alma mater del grupo, Bodegas Matarromera. Que nos presenta tres propuestas de su enólogo Félix González de estos vinos tan reputados. La nueva añada de Matarromera Crianza 2016 augura un excelente vino al igual que su predecesor 2015. Fruta negra madura, especiado, potente y de largo recorrido. Un vino que en breve estará en el mercado. De más complejidad, potencia y horizontalidad son sus otras dos elaboraciones de larga crianza; Matarrromera Gran Reserva 2012 y Matarromera Prestige 2014. Este último, un vino que Felix elabora con gran mimo y dedicación.

Sigo recorrido por Carlos Moro, Cyan, Emina, Oinoz…. catando blancos, blanco fermentados en barrica, tinos de crianza…. una variada propuesta del grupo, que cada uno con sus cualidades hace cada cata un cúmulo de buenas sensaciones. Rento 2015, Cyan Crianza 2015, CM Ribeiro o Verdejo …. buenos vinos para todos los gustos, paladares y ocasiones.

Las Catas….

La primera cata del Matarromera OpenDay que los asistentes pudimos disfrutar fue la dirigida por  Francisco Guerra (enólogo) y Felix González Director Técnico Matarromera), con los que pudimos conocer de primera mano el perfil de sus viñedos y las diferentes elaboraciones. En ella catamos los vinos de esta bodega (ver apartado Las Bodegas de Matarromera sección Bodegas Vadelosfrailes).

Quizás Bodegas Emina sea más reconocida por sus elaboraciones en la zona de Rueda, en esta ocasión asisto a la cata de Emina Ribera (museo y sede del Grupo Matarromera) para conocer sus vinos bajo esta denominación.  Entre ellos se “cuela” una interesante Verdejo. Emina Verdejo Fermentado en Barrica 2017 un varietal que ve la luz tras 7 meses en roble francés. Un vino complejo, de intensidad aromática, buena acidez y la madera bien integrada.

Viajamos ahora a cigales con una primicia que ya conocía de enofusión y la cena de la AEPEV en la tuve el honor de disfrutarlo con el mismo Carlos Moro y con Roberto Sanz (Director de Comunicación Y Estategia). Emina Rosé 2018 bajo la Denominación Cigales, es un rosado desenfadado, de corte moderno, no exento de cierta complejidad y buen equilibrio.

Para terminar viajamos a la Ribera del Duero con dos vinos. Emina Crianza 2016 con 12 meses en barrica y otros 12 en botella es un vino de gran potencia tanto en aromas como en boca, complejo, amplio. Me encantó. Un paso más es Emina Reserva 2014, vino de mayor complejidad, más horizontal, de tanino pulido y un final de largo recorrido.

Conclusiones…..

Una excelente presentación de todas las propuestas del grupo en este primer Matarromera OneDay. Una oportunidad para conocer de una pasada toda la variada y amplia gama de elaboraciones en sus diferentes campos y denominaciones, y con sus correspondientes enólogos. Una fórmula de enoturismo inverso muy acertada. En cuanto a sus vinos, estos mantien un nivel alto en calidad, siempre respetando esa particular trayectoria e identidad que caracteriaza a cada bodega, aún estando bajo el mismo paraguas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.