Reflexiones de un winelover confinado

El sector del vino depende en gran medida de actividad presencial, tanto en formación, como en la promoción y su consumo. El covid-19 ha modificado todo esto. Cómo se presenta el futuro más inmediato? Qué alternativas hay?

No, no soy un condenado, no he cometido delito alguno ni falta por la que un juez me sentencie a un castigo que compense el incumplimiento de la ley. Es la situación general, la de querer vivir, donde un juez invisible e implacable con mano de hierro impone sin desobedecer ley alguna su sentencia a todos por igual, sin escrúpulos, sin distinciones, sin delito previo. Algunos, gracias a la buena labor de nuestros sanitarios y según las propias fuerzas disponibles, se agarran a la vida y logran vencerlo. Otros por desgracia, los menos fuertes, los mayores o los menos preparados (no se sabe aún por qué motivos) no  logran superar la pena impuesta, una injusta condena que impone sin ningún criterio este maldito covid-19. Y una parte, todavía por determinar, ni siente ni padece sus efectos. ...  Sigue leyendo >>

A %d blogueros les gusta esto: